Cómo añadir un diseño de atrapa sueños casero a una bicicleta

Este bonito atrapasueños tattoo de moda y últimamente muy icónico símbolo, tuvo su origen en Norteamérica, y el mismo se explica a través de una interesante leyenda que establece que en tiempos muy antiguos, un viejo líder espiritual llamado Lakota, tuvo una visión mientras estaba en una lejana montaña…En esta visión, el maestro de la sabiduría Ikitomi, tuvo una aparición en forma de una araña.

El motivo de su aparición en la visión de este líder espiritual, fue el de enseñarle una poderosa e importante lección, y al mismo tiempo, brindarle un símbolo o medio para que este estuviese protegido de las malas energías e ideas. Ikitomi se comunicaba con Lakota por un lenguaje que sólo los líderes espirituales podían comprender, y mientras Lakota lo escuchaba atentamente, Ikitomi tomó un aro de sauce viejo y comenzó a tejer una telaraña dentro de este, con perfecta simetría y manteniendo un agujero pequeño en el centro. Finalmente, colgó piedras, ofrendas, pelo de caballo y plumas del terminado aro tejido.

La lección que el sabio maestro señaló a partir del aro que tejió, es que aunque en la vida vivimos muchos momentos que no nos brindan satisfacción, ni placer, ni nos hacen sentir bien, y que además parecen ser terribles e interminables, en ocasiones nos aferramos a esos recuerdos, y no debe ser así. Debemos aprender a distinguir lo que nos hace bien y lo que no, y dejar ir lo que no, para apegarnos a lo que sí. Esta es la función del atrapasueños, como símbolo que representa esta lección, pues él alegó que si crees en el gran espíritu, entonces funcionará atrapando tus buenas ideas y en cuanto a las malas; se irán por el agujero. Lo que es lo mismo, retendrá tus sueños, ideas y pensamientos buenos y los malos, como las pesadillas, las desechará.

¿A quién no le gustaría tener un atrapasueños en su hogar? Te enseñamos a hacer uno tú mismo, de manera ecológica, reutilizando partes de una bicicleta y tomando como referencia un atrapasueños dibujo blanco y negro que podemos encontrar en internet.

¿Qué necesitas?

  • Un rin de bicicleta.
  • Cinta, listón o hilo de los colores de tu preferencia.
  • Silicón caliente.
  • Para decorarlo: plumas, cintas, piedritas, etcétera.

¿Cómo hacerlo?

Debemos comenzar teniendo el rin de la bicicleta completamente limpio. Seguidamente, dispongamos el hilo de color y empecemos haciendo un nudo al principio de cada hebra, el que quedará oculto bajo el enrollado. Debemos ir enrollando el hilo de forma que quede tenso y sin espacios vacíos, y cuando acabemos la hebra de color, procedemos a pegarla por la parte interior de la llanta con un poco de silicón caliente. Asi debemos hacer con cada tubito o cada radio, forrarlo con el hilo de manera que quede bonito y pulcro. Al finalizarlo, podremos dejar fluir aun mas nuestra creatividad, pegándole piedritas de colores, agregándole las respectivas cintas con colgantes, ya sean plumas suaves, piedras, cuentas de cerámica, de madera, aros de madera de distintas dimensiones forrados con hilo o con telas, en fin, lo que se te ocurra y que complemente tu creación.